General, Sobre mí

Carta abierta a mis seguidores…

Este fin de semana me he dado cuenta de una cosa…no soy una mamiblogger, ni una instamom, ni siquiera una instagramer normalucha (he de confesar que por un lado me alivia, porque son términos que me horrorizan un poco). He llegado a esta conclusión porque he tenido un finde súper completito…he disfrutado de una mañana de relax total en una clínica de bienestar, he tenido una comida familiar de lo más cuqui, convi con los hermanos, cena con amigos, cambios en casa…y no os he contado nada de nada. Y esto pasa por dos motivos, básicamente. El primero es que hay momentos que prefiero disfrutarlos que preocuparme en contarlos…ésto espero no olvidarlo nunca. Y el segundo, el de más peso, es que no me da la vida para más.

IMG_2577

Lo que me hizo convencer del todo de que soy un fraude como instaloquesea, es que ayer fuimos a Ikea…y nadie se enteró. Cuando las mamis a las que yo sigo van a Ikea, yo me entero siempre. Recorro con ellas los pasillos, sé de antemano lo que necesitan comprar y hasta participo en las encuestas que suben a las stories para decidir el color de las cortinas de sus hijos…y me gusta un  montón! Y no sólo éso. Me encanta escuchar sus historias de cada vez que van al pediatra, de los cursos que realizan, de las charlas que ellas mismas imparten, ver lo que llevan puesto cada día y saber dónde lo compraron. Que me recomienden marcas y me cuenten qué tal noche les han dado sus bebés. Que me saluden cada mañana y me deseen buenas noches cada día. Me encanta! Me hace sentir muy cercana a ellas y, aunque nunca nos hayamos conocido, las considero amigas y les tengo muchísimo cariño. Así se forjan las familias 2.0Yo me veo incapaz. (Ayer en Ikea, por ejemplo, no pude hacer otra cosa que perseguir a Esteban como una loca por todos los pasillos mientras Isra hacía viguerías para acoplar a nuestro presupuesto todo lo que necesitábamos comprar sin volvernos locos, rodeados de cinco millones de personas en Alcorcón). Me encantaría poder hacerlo, pero me veo incapaz.

IMG_9649

Quería escribir este post para agradeceros, para disculparme y para advertiros. Agradeceros porque superáis todas mis expectativas. Cuando comencé en Instagram hace un año, fue sin ninguna intención en especial. Sabía que el profe de baile de mi hija subía fotos y vídeos de los ensayos y esas cosillas, y como me encanta verla, me animé a abrirme una cuenta. Comencé a colgar fotos tontas, simples, apenas sin texto…pero poco a poco me fui encontrando con vosotros, que me habéis inundado de cariño, de muestras de afecto, de apoyo…también de preguntas e intrigas por el tipo de vida que llevamos…y mi cuenta se fue transformando hasta ser lo que es hoy en día…o lo que pretende ser! Un reflejo lo más fiel posible de la realidad de mi vida, con bajas dosis de postureo y lo más cercano a la realidad y a vosotros que puedo. Lo que ha sucedido las últimas semanas ya es la pera…hace un mes éramos 800, y ahora somos casi 4000. Y para mí no sois un número, porque os lo digo de corazón, cada historia detrás de cada uno de vosotros me interesa y me preocupa. Sé que hay montones de instamamis de las buenas con miles de seguidores más, pero de verdad que me importa bien poco. A mí me importa lo que vivo cada día. Lo que me hacéis vivir. Cada vida detrás de esos 4000. Las decenas de mensajes directos que recibo cada día, de todas partes del mundo…animándome, diciéndome cuánto ayuda mi testimonio, enviándome cariño…y también pidiéndome oración y consejo, contándome vuestros problemas, preguntando mi opinión…Me dejáis perpleja. Porque yo no soy nadie. Hay veces en las que no sé qué hacer con mi vida…y me alucina que confiéis en mí para contarme sobre las vuestras. De verdad que no tengo palabras…me estalla el corazón de agradecimiento, porque yo no lo merezco, porque yo soy un absoluto desastre…y por eso quiero:

Disculparme porque no siempre puedo responder a esas muestras de cariño como me gustaría. Soy consciente de que se me quedan muchos mensajes sin responder, muchos comentarios sin revisar, muchos piropos sin agradecer…muchas peticiones sin atender…. no sabéis cuánto me duele. Porque siento que merecéis mucho más. Lo más valioso que tenemos es el tiempo…y ver cómo dedicáis parte del vuestro a ponerme un mensajito, interesaros por mí, o que os acordéis qué día tengo revisión del embarazo, me abruma…y el no poder responder a la altura de lo que os merecéis, me apena no sabéis a qué niveles…os pido disculpas, de verdad, de corazón. Hay días que cuándo puedo coger el móvil o el ordenador un rato, son las doce de la noche y no puedo con mi alma…y ver esa lista en los directos llena de puntitos azules sin atender y ese montón de correos del blog sin responder, me mata…ojalá pudiera daros todo lo que vosotros me dais a mí…y ésto me lleva al tercer punto por el que os dije que quería escribir este post…

Tengo que advertiros…la cosa, muy a mi pesar, no tiene visos de mejorar. Porque por aquí el ritmo no para. Había una señora en el pueblo de mis padres que cada vez que le preguntabas cómo estaba, te respondía: “bufff…agotá…no me siento ni pa mear!”. Pues eso. Más gráfico imposible. Así es mi vida. Yo soy una madre normal…y las madres normales me entenderéis…mucha tela lo que tenemos encima. Hay días en los que tengo como superpoderes y de pronto puedo escribir tres posts y subir, comentar y responder cuatro fotos (amén de atender toooda mi tarea diaria)…y hay veces (como ha pasado este finde) en las que no podré ni asomarme a saludaros muy a pesar mío. Eso sí, tened claro que haré lo que pueda por comportarme como una instagramer decente y publicaré cosas de blogger normal, que también mola un montón, no lo vamos a negar…pero mi vida diaria es ésta…es mi marido, son mis ocho hijos, es mi embarazo, mi familia, mis hermanos, mi fe…y quiero ser muy sincera, no lo cambiaría ni por todos los seguidores del mundo, ni por mil millones de likes. 

Pues ala, ya lo he soltado. Yo espero de corazón poder seguir contando con todos, porque me hacéis sentir muy querida, y creedme que el sentimiento es mutuo. A mí siempre me enseñaron que hay que compartir, y que en compartir está la felicidad…eso lo he corroborado largo y tendido en todas las facetas y etapas de mi vida. Comprobar que también se cumple aquí, en el mundo 2.0 y que lo virtual, puede llegar a sentirse como real, es un auténtico privilegio…y mucho más al lado de gente tan maravillosa como vosotros.

Un abrazo.

Irene.

 

9 comentarios en “Carta abierta a mis seguidores…”

  1. Hola Irene!
    Yo quería decirte que, al menos a mí, lo que me encanta de ti es que no eres una súper instagrammer jaja. Yo encontré tu perfil porque antes tenía instagram y también seguía a tantas madres como las que tú dices -y, ojo, que también me encantan y me ayudan en un montón de cosas prácticas-. Pero yo quería ver si encontraba alguna madre con otras inquietudes como las que tenía yo (estoy en una comu, también) y también quería ver si por lo menos encontraba a alguien que hablara de verdad de la fe, sin avergonzarse, pero incluyéndolo en su día a día, no dando discursos.
    Así que te agradezco que seas una mamá tan “normal” jaja, y no te prepcupes por no contestar a todo. A veces todos somos muy exigentes y queremos la inmediatez y que nos hagan caso, pero lo primero para ti es tu familia, y para nosotras nuestra familia! O acaso cualquiera nos quitaríamos tanto tiempo propio como tú para compartir tantas cosas y ayuda a los demás? Pues eso, tu sé libre.
    Un abrazoo!

    Me gusta

  2. Hola Irene,estoy de acuerdo contigo, compartir, da felicidad. Muchas gracias por hacerlo. A mi me encanta leerte, eres muy natural. Para todas lo mas importante es la familia, como te han dicho antes, sientete libre y haz lo que puedas. Un abrazo!!

    Me gusta

      1. Querida Irene. Yo también me hice una cuenta en Instagram por culpa del mismo profesor. Jajajajaja.
        Me alegra saber de ti.
        Besos.

        Me gusta

  3. Hola Irene, por casualidad llegue a tu blog y me ha gustado mucho este artículo. Yo no soy mama, pero igualmente te seguiré jeje. Por otro lado, yo tampoco soy una insta nada ni blogger nada. Jeje, a veces solo escribo para mi misma, para documentar mi sencilla vida y wordpress funciona como un especie de diario, me cree una cuenta en instagram solo para husmear en las glamourosas vidas de mis actores favoritos jajaja, pero ya te digo mujer, que muchos famosillos sueñan con ir al ikea y que nadie se entere, y tristemente no gozan del beneficio. Ser solo una humana más en el mundo se siente condenadamente libre 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s