familia, General, Hogar, Juguetes, Maternidad, Navidad, Ocio, Sobre mí

Lo estamos dando, lo estamos regalando!

Ayy…el maravilloso mundo de los regalos navideños!! Cuánto quebradero de cabeza!! En este post os cuento cómo lo (sobre)llevamos en casa y en qué aspectos nos fijamos a la hora de elegir qué regalar a nuestros hijos…te apuntas??

Antes de nada os explico que en este post trataremos este tema desde el punto de vista puramente práctico, escribiré otro en el que os cuento cómo hacemos en casa para que los regalos no sean el centro de las fiestas. También quiero aclarar que ninguna de las marcas que nombre en el post me paga por mencionarles, así que todo lo que os recomiende será absolutamente libre y basado en nuestra experiencia…aclarados los términos, vamos allá!!

Hace unos días os pedí en Ig que me enviarais las dudas que tuvierais a cerca de éste asunto. Una vez recopiladas, expongo la lista de los temas que más os preocupan:

  • Presupuesto por cabeza
  • Tipo de regalo según la edad
  • Qué hacer con los continuos cambios de opinión de los churumbeles
  • Cómo tener la seguridad de acertar con la elección
  • Regalos individuales o compartidos?

Bien, pues éste es el “top five”, así que voy a intentar darle respuesta desde mi experiencia.

Os cuento que nosotros andamos “masticando” los regalos de reyes desde octubre…merece la pena anticiparse, hay muchos comercios que hacen ofertas estupendas en esa época. Nosotros, por ejemplo, este año hemos aprovechado el 40% de descuento que ofrecía Carrefour, y nos hemos ahorrado un picazo. Y ahora pensaréis…y cómo saben en octubre lo que van a querer los niños en enero?? Bueno, es que la cosa funciona un poco al revés…los niños terminan pidiéndose lo que los reyes les van a traer. Que cómo lo conseguimos?? Es muy fácil!! Las madres somos capaces de todo! Somos las mayores influencers en nuestras casas, así que una vez tengas los regalos, empieza tu trabajo de campo de forma camuflada…los niños terminan entrando por el aro! Ahora os parezco una madre terrible y manipuladora, verdad?? Bueno, hay que tener en cuenta dos cosas. Lo primero que en Navidad todo luce y reluce mucho, y es muy fácil que los niños se dejen deslumbrar por ese flamante juguete de moda, que luego en la mano es bastante cuchufleto y no justifica para nada su desorbitado precio. Y lo segundo es que nadie, absolutamente nadie conoce a los niños mejor que SSMM…llevan toda una vida observándoles jugar, cada día, todos los días. Y saben perfectamente si algo les va a gustar o no y qué es lo más acertado para ellos. Así que no os echéis culpa, y si tenéis algo claro lanzaros, aunque no sea lo que había pedido vuestro hijo exactamente, os prometo que funcionará.

El tema presupuesto. Ésto es lo más privado, porque depende de las posibilidades de cada familia, pero creo que no hay que volverse loco. Tirar la casa por la ventana termina siendo contraproducente…recuerdo un año en el que nos vinimos un poco arriba porque habíamos tenido un ingreso extra imprevisto, y los niños terminaron jugando a los coches con las cajas de las pilas…desde entonces aprendí. En mi casa particularmente, el presupuesto por cabeza es de unos 50€. No sé si os parece mucho o poco, a mí me parece que es bastante justo. Nosotros les pedimos un regalo a cada niño. Creo que es bueno que cada uno tenga sus regalos individualmente, sobre todo en familias como la mía, en la que las personas podemos pasar desapercibidas entre el gentío!! Pero también creo que es muy bonito y muy importante que sepan que todo lo que tenemos es para compartir, así que, aparte de los regalos de cada uno, los reyes siempre traen una caja enorme en la que pone “para toda la familia” y dentro hay una miscelánea de regalos chulísimos! Esta caja termina siendo de lo que más ilusión les hace ese día, y es todo para compartir. Cosas que meto en la caja de la familia:

  • Bombones
  • Pinturas
  • Cuadernos
  • Libros para todas las edades
  • Calcetines de mil tallas y colores
  • Juegos para disfrutar todos juntos
  • Chorraditas varias…libretitas, post its, gomas de borrar de colores…
  • Menaje chulo para casa…tazas molonas, botellas de agua para llevar al cole o al parque…
  • Colonias para diferentes edades
  • Cualquier cosa que puedas encontrar en un Ale-Hop

Cosas así…en cuanto a los juegos, busco a los que podemos jugar todos juntos. Nos gustan especialmente los de la marca de Toy Planet, que salen fenomenal de precio y aguantan un tsunami, y también los de Flying Tiger, que son súper originales y sencillos y nos enganchan a todos.

Con respecto a qué regalar según la edad, no creo que haya una norma fija que sirva para todos los niños, cada niño es un mundo!! Pero de forma orientativa os cuento cómo lo veo yo según mi experiencia:

  • 0/6 meses: ropa, sonajeros sencillos, decoración para la habitación, peluches.
  • 6/18 meses: los juguetes se la traen bastante al pairo, la verdad, para mí ha sido un descubrimiento absoluto la visión montessori del juego. Un cesto de los tesoros puede ser un regalo ideal, fácil y barato. Y le sacan un partido tremendo, si queréis saber más sobre el tema, os dejo un enlace aquí.
  • 18/36 meses: juego simbólico. Es lo que más les gusta. Cacharros de cocina, herramientas, comiditas…se lo pasan bomba! También instrumentos musicales de madera, disfraces sencillos…
  • 3/5 años: seguimos con el juego simbólico, pero un poco más afinado…las típicas casitas les encantan, a mis chicos la de playmobile 1,2,3 les chifla. Todo lo que sean muñecos con los que puedan interactuar, animales de plástico, esas cosillas…los pin y pon, y los pin y pon action van muy bien es esta edad. 
  • 5/8 años: construcciones, muchas construcciones! De piezas no demasiado pequeñas, el tipo duplo les va muy bien. Y también playmobile, hay líneas para todos, caballeros, dinosaurios, policías, hadas, princesas…a esta edad es además cuando les empieza a entrar ese instinto maternal y le cogen el gusto a los bebés de juguete. Para mí, los nenuco siempre serán los más bonitos. Los juegos con plasti tipo play-doh (aunque son bastante engorrosos) también son un triunfo. Juegos de mesa sencillos como el pictureka o los típicos tragabolas o cosas por el estilo. Los Sylvanian Families también son un clásico que le encanta a esta edad en mi casa, y les han gustado hasta bien mayores!
  • 8/12: van adquiriendo más destreza y ya pueden utilizar los lego pequeñitos, los de toda la vida. Aquí son unos auténticos locos de lego, tienen miles de piezas en una funda con las que juegan a diario y decenas de figuras montadas en exposición. Hay lego de todos los tipos imaginables, yo os daría un consejo. Es cierto que las lineas específicas de alguna peli, super héroes o cosas así son muy atractivas y les llaman mucho la atención, pero también son notablemente más caras…cualquier elección de lego city, por ejemplo, será un acierto, sale más económico,  y su imaginación hará que se conviertan en lo que quieran. Para esta edad hay un tipo de juegos que parecen fenomenales, los típicos para hacer chucherías, o chocolates, o experimentos científicos…mi consejo es que te lo pienses bien antes de decidirte por ellos. Son juegos que necesitan la supervisión ( y a veces la plena actuación) de un adulto. Yo pienso que los juguetes de los niños deben ser para jugar ellos…y nosotros tenemos la posibilidad de elegir el momento que nos venga bien para hacer alguna actividad con ellos (cocinar, hacer una manualidad…) Un juguete así puede provocar tensiones, porque el niño siempre querrá jugar, y nosotros (al menos yo) no siempre podemos acompañarles en el juego. A esta edad también empiezan a cogerle el truco a los juegos de mesa, aquí el Monopoly triunfa como la coca-cola, y también el tabú, el dixit  y la versión del Tiger de “qué tengo en la cabeza”. 
  • A partir de 12: aquí la cosa se complica…en mi casa las chicas a esta edad ya pasaban bastante de juguetes y empezaban a pedir ropa, libros para mayores (previa aprobación parental, por supuesto), algunos complementos electrónicos, maquillaje…Los chicos aguantan más tiempo jugando, a otras cosas, claro. Para esta edad, caulquier material deportivo, y también juegos tipo escalextric, o de montaje un poco más complejos…meccanos y del estilo. 

Sé que hay familias que quieren hacerlo bien en casa, pero lo que pasa “extra muros” se les va de las manos. Es decir, que podemos tener un montón de cuidado en qué y cuánto les regalamos en casa, pero luego en otras casas es el despiporre. A mis hijos no les pasa, ellos reciben regalos en casa, en casa de los abuelos y en casa de los padrinos. Chim-Pon. Tenemos la suerte de que nuestras familias son enoooormes y no hay presupuesto que abarque regalo para tanto niño. Pero hay familias en las que hay menos niños y reciben regalos en muchas casas…los abuelos, los otros abuelos, la bisa, la tía Enriqueta, la prima Fernanda y hasta la vecina del cuarto hacen su pedido para el pobre muchachito, que acaba el día tan agobiado, que pueden pasar dos cosas…o que le de por jugar con los papeles de regalo y pase total del contenido, o que le de un ataque de esos de síndrome de niño hiperregalado y monte un pollo que me río yo de Wall Street el día de la quiebra de Lehman Brothers. Para evitar ésto, lo mejor es que habléis con las personas que quieran hacerle un regalo y hacerles vosotros una proposición. Mejor que un juguete puede ser que les regalen experiencias, por ejemplo! Entradas para alguna obra de teatro, una visita guiada a un museo, o una plaza en un taller de cocina! Son cosas que no se olvidan, y que no te ocuparán sitio en las estanterías.

Hay una regla con respecto a ésto que es “la norma de los cuatro regalos”. Según esta norma, los niños deberían recibir cuatro regalos, y solo cuatro cada Navidad. Y debería ser:

  • Algo que sirva para llevar (ropa, zapatos…)
  • Algo para leer
  • Algo que realmente deseen
  • Algo que necesiten (una mochila nueva para el cole, un nuevo estuche…)

Me parece super acertado lo que propone esta regla, y sin conocerla es lo que yo llevo años haciendo por puro instinto. Además cómo es una norma tan sencilla, puedes ponerte de acuerdo con los abuelos, los padrinos…y entre todos llevarla a cabo. 

Como conclusión os diré que muchas veces me he sentido mal por no haber podido hacer más regalos a mis hijos, pero veo que la precariedad de algunos años me ha ayudado a mí a regalar y a ellos a valorar con el corazón. Lo mejor de ese día no es qué, ni cuánto, ni de quién recibimos presentes, si no la ilusión, el disfrutar en familia y el estar agradecidos.Os dejo enlazado aquí el post que escribí el año pasado sobre SSMM y lo que para mí suponen…si queréis saber algo más, no dejéis de preguntar en los comentarios!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.