familia, General, Hogar, Sin categoría, Sobre mí

Corto y cambio.

Cuantísimas veces habremos utilizado esta expresión, verdad?? Yo fui una de esas agraciadas que hicimos la primera comunión en los ochenta, y el regalo estrella de la época eran, sin duda alguna, un par de buenos walkie-talkies.Cuando repetía la famosa coletilla una y otra vez mientras jugaba a espías y ejércitos asesinos por el parque de La Fuente del Berro, no podía imaginar que años después significaría tanto para mí…

Y es que es ahora, de adulta, cuando he descubierto la maravilla que encierra el “corto y cambio”. Y es ahora cuando cortar y cambiar, se me ha vuelto más necesario que nunca. En la vida hay que cortar alguna vez…yo diría que muchas más de las que lo hacemos, no nos atrevemos por miedo, incertidumbre, inseguridad…pero es necesario. Y no solo cortar, ojo! Que luego viene lo otro. Cortar y cambiar.

Hay situaciones que nos pueden, por las que nos vemos superadas muchas veces. Un ambiente, una actitud, una debilidad, una imposibilidad, también puede ser una persona…llega un momento en el que estamos tan acostumbrados, que ni nos planteamos el enfrentarlas, o el intentar salir de ellas. Yo me he dado cuenta estos días de la forma más tonta…ya os he contado que hemos empezado a hacer algunos cambios en casa. Llevamos tres años viviendo aquí y apenas habíamos tocado nada. Y es una casa estupenda! Pero aún hay zonas en las que no me siento a gusto…Y nunca encontraba el momento para empezar con ello…siempre tenía una excusa! O estaba muy embarazada, o muy recién parida, o muy cansada, o muy ocupada, o que me picaba el pie derecho, que tampoco me hace falta a mí mucha fiesta! El caso es que me había acostumbrado a vivir con ello, y ya ni me planteaba intentar que nada cambiara.

Sin embargo unos meses atrás tuvimos que reorganizar un poco las estancias, porque oye, acoplar once personas y tener espacio para todos en las zonas comunes, no es tarea fácil…el caso es que el salón ha quedado instalado en el sótano, donde antes teníamos una especie de sala de estar informal, con una diana electrónica, la barra del bar, esas cosillas de los sótanos! Y como buen sótano de gente de cierta edad, está alicatado hasta media altura de azulejos de patio andaluz…muy bonitos, sí, pero no es mi estilo. No os imagináis qué poco me gustan!! Antes, por aquello de “si no puedes con ellos, únete a ellos”, lo tenía decorado con alpargatas, macetas colgantes, y carteles de Osborne. Ahora que es el salón de la casa, eso ya no me cuadraba. En una familia como la mía hay poco presupuesto para obras y mobiliario nuevo, a veces ni siquiera para una mano de pintura! Y cuando hay presupuesto, hay pocas ganas de meterse en follones, qué os voy a contar…pero la situación llegaba a tal punto, que había días que ni bajaba al salón para no verlo! Hasta me ponía de mala leche!! Y es ahí donde hay que echar mano del “corto y cambio”. Y empezar sin miedo, poco a poco, un paso después del otro…pensé que lo más básico era quitar todo aquel haul farandulero y simplificar la decoración…volver a lo básico. Tenía claro que quería lienzos blancos, sencillos, con dibujos de plantas…que le dieran un poco de luz a una habitación que por su ubicación es oscura de por sí. Me encontré con Posterlounge, una tienda online en la que tienen todo tipo de laminas, dibujos, lienzos y grabados en todas las medidas y materiales posibles, y sobre cualquier temática que os podáis imaginar. Tenían lo que buscaba, claro…hice la prueba… Y funcionó! Aún queda mucho por hacer, pero ya el primer golpe de vista es otro! Y lo mismo ha pasado con las habitaciones de los mayores y los medianos…empezar por lo básico, por lo sencillo. Cambiar los pósters por cuadros, clarificar, simplificar…no os imagináis qué cambio con un gesto tan simple. Y lo mejor es que este sencillo gesto ya te pone en camino, te da ganas de más. De pintar los azulejos, enmarcar algunas fotos, cambiar la funda nórdica y mover el juguetero de sitio. Es un comienzo. El comienzo de un camino hacia algo mejor.

Ya me conocéis, yo le saco provecho a todo…ésto me ha hecho pensar en la vida, en la cantidad de “sótanos” que nos llenan el alma tantas veces…puede ser una amistad tóxica, una mala reacción que nos domina, una debilidad que queremos superar…quizá te gustaría ser más paciente y menos gritona con tus hijos, o más detallista con tu marido…quizá quieras recuperar una relación bonita con un hermano después de que algún acontecimiento la haya teñido de gris, o sentirte más cercana a esa compañera del trabajo a la que te cuesta un rato tragar…para mí la buena noticia es ésta. Primer cortar. De raíz y sin miedo. Decidir que se acabó. Luego el cambio. Basta un gesto, un pequeño gesto. Cambia los cuadros, mueve los muebles, barre a fondo, pon un planta, un par de velas y un bonito ambientador. Abre las ventanas, renueva el aire. Manda a la porra a todo el que se llame “amigo” y sientas que te quita de respirar. Cuenta hasta diez con tus hijos, y cuando notes que vas a estallar, respira hondo, siéntate con ellos y hazles un dibujo o cántales una canción. Sorprende a tu chico con entradas para su equipo o prepárale su plato favorito para cenar. Llévale un café a tu compi. Revisa con tu hermano el álbum de fotos familiar y descubre que lo que os queréis, lo que habéis compartido, está muy por encima de cualquier diferencia que podáis tener. Ésos pueden ser los primeros pasos hacia una “habitación” más bonita, más luminosa, en la que te sientas a gusto y seas mucho más feliz…

Como soy una tía muy práctica (y agradecida) os dejo el enlace a Posterlounge aquí. Para mí han sido una maravillosa serendipia que me ha llevado a crecer no solo en mis (pocas) dotes de interiorista, si no en mis (muchas) ganas se ser mejor persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.